Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


viernes, 4 de noviembre de 2011

SIN TÍTULO



I

Tengo por corazón
una bandada de pájaros
que la pólvora de tu caricia
me dispersa por todo el cuerpo
y el alquitrán de tu mirada
consigue reagrupar
El mío es un corazón
estilo bandoneón
Puro corazón tanguero





                  II
Si he de arrancarme las plumas
para colorear mis sueños
Si he de arrojar mis pájaros al viento
para excarcelar la vida
Si he de arrancarme el párpado
para que resucite la imagen
Si he de deshuesar mi corazón
para consagrarte un espacio…..




 III
Hay días
en los que estando piel contra piel
nos observamos
desde la orilla opuesta de un abismo
Esos días
sucede lo mismo
con esta imagen que me devuelve el espejo






           IV
Y de pronto siento
que aquello que yo soy
habita en un lugar
entre yo misma
y el modo en el que me abate tu mirada
(como un rastro de migas señalando el camino a casa..)







Como mar náufrago que soy
hoy
tan solo quiero orillarme en tu piel

26 comentarios:

El Poeta Maldito dijo...

Mucho sentimiento/acción de perderse y encontrase. Siempre este tipo de situaciones me hacen acordar a una canción de Depeche Mode, banda que me encanta, que dice: "Solo cuando me pierdo en alguien mas, me encuentro a mi mismo..."

Maravilloso lo suyo.

Saludos

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonitos, Vera.
Besoss

El Joven llamado Cuervo dijo...

Tango tango...estoy caminado por Buenos Aires y suenan tus versos...

Eleanor Smith # dijo...

Ése corazón es sensible y único.
Me gusta mucho ~

Un beso o 2 #

Blue dijo...

Muy bueno, Vera.
Me encantó la parte III y IV.
Bicos.

C C dijo...

Buendía Vera. Deseo que los pajarillos aletén en las caracolas de tus orillas y naufraguen en tu corazón para reforzar la paliginesia.

"El canto del pájaro es la paz recobrada al término del trayecto, cuando ya nada apremia salvo la necesaria transigencia con el final que acecha" Ch. Maillard

El hombre de Alabama dijo...

Y mira que me parece buen corazón ese.

Javier Herque dijo...

Cuesta desprenderse de cualquiera de los poemas, luego miro a la pared y descubro más huecos entre los cuadros…y un espejo, pero te releo y termino buscando un libro de Pizarnik.

Saludo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gusta el tango desde chica (mi padre los escuchaba mucho y me pegó la afición), y estos versos los escucho con las tonadas precisas.
Sobre todo, me gustaron los primeros versos, cuando dices:
"Tengo por corazón
una bandada de pájaros
que la pólvora de tu caricia
me dispersa por todo el cuerpo".
Los leo y en mi cabeza se forma la imagen deliciosa que has trazado, el vuelo rápido y preciso del amor.
Muy bonito, Vera.
Un beso.

axis dijo...

Me siento tan sola hoy,
como los sonidos de un bandoneón que suspira...y clama.

Precioso Vera.

Bico ciertamente melancólico.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Todo lo que somos llega a habitar en el interior de algún otro.

Saludos y buen domingo.

Mistral dijo...

Precioso!!!

EMMAGUNST dijo...

Todos bellamente dibujados, pero el primero...para mí también... REDONDO!

vera eikon dijo...

En ese extraviarse en el otro, de veras nos encontramos, Poeta Maldito. Gracias por tus palabras. Beso

vera eikon dijo...

Gracias, José Antonio. Un beso enorme

vera eikon dijo...

Ay! Ya quisiera yo caminar por Buenos Aires, pero que suenen tangos, Joven Cuervo!!!

vera eikon dijo...

El tuyo también, Eleanor...Por eso a veces la vida nos abate, aunque hemos de seguir en pie!!!Un abrazo enorme

vera eikon dijo...

Gracias, Blue. Un biquiño!!!

vera eikon dijo...

Es curioso, hermanito, como a través de la plabra vamos escudriñando nuevos significados o simbologías...Me doy cuenta de que últimamente pájaros y plumas invaden lo que escribo. Quizás, dándole una vuelta de tuerca a unos versos de Pizarnik, es el escribir un modo de que la jaula se nos vuelva pájaro. En esas palabras de Chantal me parece intuir la aceptación de la VIDA(así, en mayúsculas), creo que no debe existir mayor libertad. Bicos aleteando cariña o norte....

vera eikon dijo...

No podría hablar de la calidad de la calidad del corazón, Alabama, tan solo de sus ansias de expandirse....Un abrazo

vera eikon dijo...

Es mucho lo que uno puede hallar en un libro de Pizarnik, Javier Herque....Un beso

vera eikon dijo...

Yo hace años que adoro el tango, Isabel. Me gusta cantarlo (sobre todo en la ducha), esa sensación que imprime en mi cuerpo como de dos pasiones pugnando.....Porque entiendo que para cantar un tango como dios manda, he de salir rota(igual que en el amor...)Me alegra que te guste, Isabel. Un beso

vera eikon dijo...

Sí, Axis, el bandoneón suspira, es ciertamente melancólico...Pero yo me siento a gusto con la melancolía, como me siento a gusto con el otoño. Estar sola no es malo, sentirse ya es otra cosa, pero a veces es inevitable....Un biquiño que che faga compaña(que te haga compañía)...

vera eikon dijo...

Eso me parece esperanzador, La Sonrisa de Hiperión...A estas alturas ya te deseo una buena semana. Besos

vera eikon dijo...

Gracias Mistral, un abrazo

vera eikon dijo...

Me alegra que te gusten, Emma. Un besito(aquí el sufijo no significa pequeñez, sino cercanía...)