Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


martes, 22 de noviembre de 2011

SOBRE EL OLVIDO

Adán y Eva de Martynchuk Vasily





Esta entrada surgió al leer el último Post de Emma Gunst Denise Levertov, El secreto






Quizás
la mayoría de los secretos vitales
debieran ser olvidados
del mismo modo
que el olvido
arriba a esa nube
que pasa jabonosa
lavando el rostro
del cielo manchado
Quizás
el mayor de los secretos
sea el olvido…
Del mismo modo
la luz
se aquieta de modo indefinible
en el balcón de tus ojos
Pero sólo
alguna vez
cuando te miro
y la veo ovillarse,
gatuna,
blanda,
temblorosa circunferencia
en el arcón de tu pupila,
recuerdo
que ese es un secreto
oculto bajo una llave
que de nuevo he de girar
Así
del mismo modo
en ocasiones
eres tú
ese secreto olvidado
tan grato de sorprender

24 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

A mí es un concepto que me aterra.

:Isza: dijo...

Me gustó mucho Vera!

Bicos :)

ttbboo dijo...

Y el olvido necesario.
Mucha lucidez.

Aka dijo...

No sé si se trata de olvidar o de mantener la curiosidad por desvelar nuevos secretos... siempre hay nuevos secretos que destapar, quizás grandes, esos se desvelan muy de tanto en tanto, pero tras cada gran secreto se esconden miles de pequeños misterios que conforman al grande. Y eso es excitante!! Esa búsqueda continua, pero claro que es mi opinión... soy muy malo memorizando, pero peor olvidando, y me considero un coleccionista de recuerdos, con lo cual se me hace difícil aceptar el concepto de olvidar secretos para redescubrirlos... interesante alternativa sin embargo la de desmemorizarse.
Besos!!

Verónica dijo...

Pues yo querría que sucediera más a menudo, Alabama. Un abrazo

Verónica dijo...

Graciñas, Isza. Bicos a moreas!!!

Verónica dijo...

Un abrazo, ttbboo

Verónica dijo...

Ay!,Aka. No me digas que nunca te ha ocurrido mirar al cielo y sentir que lo habías olvidado, y que por primera vez lo ves. O mirar al otro, a ese que lleva algún tiempo acompañándote, y decir "ah, este eres tú. Estás aquí!!" como si no lo hubieras visto hasta ahora. Y no es mi intención relegar los recuerdos, perder la conciencia de lo que nos ha ido sucediendo, y sobre todo aquello que nos hace feliz. Pero nuestra memoria aletarga nuestra mirada, y provoca que en vez de ver supongamos. Aquello que atraviesa el firmamento sé que es un pájaro, pero ¿realmente lo estoy viendo, soy capaz de sentir su presencia? Aquel que me toma de la mano sé que eres tú, pero ¿realmente te siento, te estoy viendo?. Cuando hablo de olvidar, me refiero a desprenderse de esas concepciones que dormitan nuestros sentidos y nuestra alma. Claro que no sé hasta que punto se puede hacer conscientemente, por eso mismo me da la sensación de que es un milagro. Pero me encantaría levantarme cada mañana y que una nube me borrara de esas preconcepciones que embotan el verdadero conocimiento....No sé, quizás esto sea espeso, o enrevesado, o muy personal. Pero me encanta sentir que es la primera vez.....Beso(sin olvidos)

Aka dijo...

Entiendo lo que dices Vera, y lo comparto, pero no lo habría interpretado como olvido, sino como la capacidad de poder seguir maravillándonos cada día ante las cosas... como un niño pequeño, que señala cada vez a los pájaros del parque por muchas veces que los vea, hasta que un día deja de hacerlo... pero te entiendo, y si que creo que sea posible, es cuestión de dejarse llevar, no perder la admiración por las cosas... obviamente sería más fácil si se olvidasen, pero la admiración y la sorpresa puede mantenerse, y como dices es un sentimiento precioso, es cuestión de prestarle atención, mirar al cielo como algo digno de ser mirado, no como algo que sabemos que está allí, al igual que a la otra persona... cada vez puede ser una primera vez, creo que hablamos de lo mismo, con distintas palabras, pero lo mismo...
Feliz primer día, besos

Verónica dijo...

Estaba convencida, Aka, de que era así. Cuando leo lo que escribes soy consciente de tu capacidad para ver, y aprehender el mundo. Supongo que utilicé la palabra olvido en relación al poema que publicó hoy Emma. Está claro que no se trata de un olvido al uso, ni un olvido real. Sino ese paso que hay antes de la toma de conciencia de algo o alguien...Sí, cada día el primero. Besos primerizos

Eleanor Smith # dijo...

Hay secretos que al salir a la luz, no siempre son malos. A veces nos sorprenden para bien. Más si son como éstos: llenos de luz ~

Un beso o 2 #

El Poeta Maldito dijo...

"Quizás
el mayor de los secretos
sea el olvido…"

Se me vino a la cabeza un cuento de Borges llamado "Funes, el memorioso", que la idea un poco se trata que si existiera una persona con la facultad de recordar absolutamente todo, sería como una especie de mounstruo. El olvido es necesario para el equilibrio de las personas.

Como de costumbre muy bueno lo suyo, me gustó que tome esta idea y de hacerla suya, de plasmarla en su mundo.

EMMAGUNST dijo...

Hoy temprano en la mañana, mientras vestía a Indiana (aún la visto porque está dormida los primeros 15 minutos de "su" día) tuve un soplo de amor. No pude evitar, ni siquiero lo pensé, pero del centro de mi pecho salió un: Te amo hija!!!, y la abracé, parecía una bipolar, hasta yo me sorprendí! Pues nada, que me lo recordó lo que dijo Vera, eso de mirar el cielo y sentir y sorprenderte, como si fuera la primera vez.

Un abrazo a todos

Es un hermoso poema Vera!

El Joven llamado Cuervo dijo...

El secreto mejor guardado...

axis dijo...

El balcón de tus ojos...
qué bella sorpresa!

Bicos y besos

Tan bello Vera!

Carmela dijo...

Hay olvidos que merecen ser olvidados para volverlos a encontrar y otras deberíamos olvidarlos y no volverlos a encontrar. Pero creo mas bien que te refieres a los primeros....es hermoso Vera

DANI dijo...

Que maravillosa y dulce idea esa de sorpender un secreto olvidado...

Besazo enormes

Verónica dijo...

Sobre todo si son secretos entre dos...Un beso, Eleanor

Verónica dijo...

La verdad es que , en cierto modo, el olvido es un oasis, Poeta Maldito. Para cualquier persona, recordar absolutamente todo, debe ser una verdadera tortura....La idea surgió en relación a un poema que leí en Emma Gunst, me puse a escribir un comentario, y me di cuenta de que allí podría haber algo más. Y no sé por qué, de repente recordé el brillo que a veces sorprendo en los ojos de esa otra persona, y de pronto todo cuajó. Un abrazo

Verónica dijo...

Esa escena que cuentas es hermosa, Emma. Y esa explosión del sentimiento materno-filial, debe ser increíble y muy plena(mi imaginación sólo es capaz de atisbar un pequeño destello de la misma, y aun así resulta hermoso). Esta sensación, en cierto modo, tiene que ver con mi concepción de la belleza. Cuando de repente el otro, o lo otro se hace presente, porque no es tanto como que uno lo mire, sino que es como si de pronto arribara en ti....Beso(me encanta esta pequeña casualidad, porque como el poema nació en tu blog, en un último término acaba por retornar a ti)

Verónica dijo...

Y que sólo unos pocos ojos pueden ver, Darío...

Verónica dijo...

Te juro, Axis, que cuando escribí la palabra balcón me acordé de tus flores, tan lindas en sus macetas...
Me alegra que te guste...Bico cheíño de floriñas...

Verónica dijo...

Por supuesto, Carmela, me refiero a aquellos que merecen la pena. Lástima que no siempre podemos escoger. Biquiños!!!

Verónica dijo...

Sí, Dani, cuando sucede es maravilloso. Otro besazo para ti!!!