Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 24 de agosto de 2011

CANTIGA DA MOUTA DE PO

Imagen extraída de la web, desconozco el autor



Son só unha mouta de po
que se vai pousando nas cousas
pero que nunca posúe nada

Nalgures,
noutra época
andiven pendurada
dun raio de luz
e peiteei as guedellas
dunha estrela

As veces
se teño sorte
un refacho de vento
me ergue
e sostén
por enriba do mundo
esgazada do tempo
Entón paréceme albiscar
o doce ollar da eternidade



CANCIÓN DE LA MOTA DE POLVO

Soy sólo una mota de polvo
que se va posando en las cosas
pero que nunca posee nada

En algún lugar
en otra época
estuve colgada
de un rayo de luz
y peiné los cabellos
de una estrella

A veces
si tengo suerte
una ráfaga de viento
me levanta
y sostiene
por encima del mundo
desgajada del tiempo
Entonces me parece atisbar
el dulce mirar de la eternidad










21 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

Honestidad brutal.

Leo Mercado dijo...

Confirmo que uno es, un trasumante en las cosas.

vera eikon dijo...

La contundencia de una mota de polvo, Alabama...

vera eikon dijo...

Leo, ahora de repente advierto la insolencia de esa mota de polvo, buscándole los ojos a la eternidad. Por un pensamiento como este debiera aniquilarse en la nada. Porque en su naturaleza está pasar siempre por encima de las cosas (esa trasumancia de la que hablas), lo contrario es tratar de matar las horas en quimeras...

Blue dijo...

Coma unha folliña no vento.
Pousa, pousa...
;-)
Bicos.

vera eikon dijo...

Ay! Sí. Algo así Blue....e non me toques naquela cousa...

Bicos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Brillante y bello. Toda una radiografía de nuestra mínima existencia.

El Escritor dijo...

Lo extraño es cuando uno desea ser sólo una mota de polvo cuando es muy probable que ya lo sea.

Saludos.

el maquinista ciego dijo...

...me tengo que poner a dibujar un regalo, pero de pronto sentí que un viento me traía hasta aquí, como si fuera yo esa mota...
...ando muy falta de comentarios acertados, me da la sensación de que me río demasiado últimamente y de que por eso todo se me atraganta...así que, suscribo el comentario del joven llamado cuervo, que me parece, simplemente, brillante y bello, como la radiografía que con el poema has (ha) hecho ;))
(y me encanta la foto, parecen una suerte de libélulas en formación hacia el cielo, ascendiendo...¿llegarán al sol?...)

No haga mucho caso, quédese con un bico y un abrazo! ;))

José Antonio Fernández dijo...

Realmente nuestro peso es infinitesimal. Todo es mota. Nosotros, el mundo...Pensar eso hace incluso que se sea más pequeño.
Muy sugerente, Vera.
Un abrazo.

vera eikon dijo...

Cuando caminaba para el trabajo, de pronto surgió este poema. Tuve miedo de que se me escapara, una mota de polvo es tan inasible.... Quise hacer de él ese momento en el que la mota de polvo es atravesada por la luz....así que me deleito en esas palabras, "bello y brillante"...Gracias, Joven Cuervo.
Es curioso el modo en el que una se da cuenta de que al cambiar el idioma, le cambia la voz..

vera eikon dijo...

Vivimos en un delirio, El Escritor. El delirio de una mota de polvo. O el de muchas motas....Y cualquier instante de lucidez, duele. Un abrazo

vera eikon dijo...

Maquinista, me has hecho preguntarme dónde estará el límite para la mota de polvo. Por mucho que se eleve no dejará de ser una mota de polvo, y espero que continúe siendo consciente de su propia naturaleza. Porque son la luz o el aire los que le otorgan cierta belleza, pero por si sola ella es lo que es. Podría desaparecer y las cosas seguirían igual(quizás una mota de polvo más limpias). Lo que sí, nunca le limitaremos la capacidad de soñar, porque lo que siempre me pregunto de la mota de polvo es de dónde saca el material para encadenar pensamientos que se elevan por encima de su propia y mísera condición.Ese es su don, a la vez que su maldición...
Así que el Maquinista también dibuja. Está claro que este es un tren completo, con vagones sorpresa incluídos....Bico, Sisu

vera eikon dijo...

Supongo que como especie nos cuesta aceptarlo, José Antonio. Quizás esto haya sido algo determinante en el movimiento de la manada, pero a la vez es lo que ha hecho que unos hallan querido elevarse por encima de los otros, para construir sus castillos en el aire. Claro está que cuando los castillos se caen, siempre aplastan a los que están abajo.
Un abrazo

Gloria dijo...

Después de leer este poema tan bonito, miraré el polvo acumulado sobre mis muebles con otros ojos.

Un abrazo.

vera eikon dijo...

Gloria, creo que uno de los milagros de esta existencia es cuando de pronto sentimos que tenemos otros ojos para ver las cosas. En esos momentos es cuando la mota de polvo es atravesada por la luz....
Un abrazo

el maquinista ciego dijo...

(viva la idea del ‘vagón sorpresa’! me la quedo para mi tren…y en cuanto a lo dicho…)

…yo creo que cuanto más pequeño es el tamaño de las cosas también lo es el de los límites que las ahogan…y centrándome en esta pequeña mota, al ser casi imperceptible para los seres y cosas grandes, puede flotar y derivar a sus anchas, centrándose en lo importante, que son la luz y el aire…me gusta creer que, cuando desaparece algo, ya nada se queda igual, aunque nadie se dé cuenta (incluso cuando desaparece algo gigante y parece que el mundo se derrumba, pasa un segundo y…ya está, otra vuelta…y a empezar…) (y me encanta todo aquello cuyo yo don sea también su maldición, hace enorme lo pequeño! Un brindis por esta frase! ;))

…en cuanto a dibujar, uff…se me queda grande la palabra…quizás garabatear, pintarrajear…y sólo cuando lo merece la ocasión (y no lo digo por la calidad de mi obra, ni mucho menos!!, sino por lo perezosa que soy ;)) Lo que pasa es que hoy voy a una boda por amor, de las buenas de verdad (y sin parafernalias, sólo amigos y unas copas en el bar de siempre y con ‘nuestras músicas y pasado conjunto’ de fondo), y son seres para mí muy queridos, con los que incluso he convivido y compartido hogar, y cuyo amor desencadenó cuando nació guerras en el cielo y les condenó un tiempo al infierno…y aún así sobrevivió, y lo vamos a celebrar!!! Se merecían de veras el esfuerzo de que pensara e incluso hiciera yo el regalo en lugar de comprar (además de alguien que ha echado una mano…las cosas como son…;))
Sin más, que me enrollo…soy como una vieja con sus cuentos viejos de emocionantes vidas pasadas de gatos….

Bicos Vera.

vera eikon dijo...

Tuya toda (siempre y cuando alguna vez me permitas ver qué se encierra en alguno de esos vagones...)Y está claro que los límites serán siempre según los veamos, y a veces, siendo pequeños, ni nos damos cuenta de los límites. Y sí que existen gestos imperceptibles que generan huracanes (que se lo digan sino a los aleteos de mariposa...)
Me gusta la historia de tus amigas, y aun cuando soy una escéptica, ¡qué sean muy felices! El amor se merece que al menos lo intentemos.
Y en cuanto a lo de dibujar, yo también era una vaga para escribir (¿quién lo diría ahora???)
Seguro que serás una viejita adorable, pero ahora no lo eres!!!!
Bicos

el maquinista ciego dijo...

Me tengo que ir a recadear, pero no puedo evitar contestar, porque, qué bueno...

...le cuento (como me deja y dice que aún no soy una viejita...) que el regalo son unas postales de una foto con unos versos para que cada invitado les desee 'Suertes y Bendiciones' a los amados, para que les queden de recuerdo en una preciosa cajita...lo gracioso de todo esto es que esta historia comenzó con el 'aleteo de una mariposa' (yo enamorada platónicamente de él, 'Sweet Jane' para mí por aquellos tiempos, pero al que conocimos para que fuese para otra amiga -no sufra por mí, yo encontré al mío también, jeje-...y lo que estaba dibujando era el cartel en el que invito a todo el mundo a eso, a que les escriba en las postales, que, precisamente, consiste básicamente en... dos mariposas entrelazadas ...........curioso pues su comentario...;))

(PD: por supuesto, los vagones sorpresa serán para que el maquinista los haga públicos ;))

vera eikon dijo...

Eso es muy bonito!!! Estos regalos digamos "no-materiales", suelen significar mucho. Como ninguno declaran la relación que existe entre quien lo recibe y el que lo regala. En este caso has hecho un regalo para compartir con todos. Y está claro que en la amistad (al menos como yo la entiendo) no hay sitio para el egoísmo. Y en eso, a veces me parece un sentimiento más noble que en el amor (en el amor tendemos tanto al egoísmo. Es tan difícil no sucumbir a él). Seguro que les va a encantar!!! Y bueno, en cuanto al amor, a veces erramos tanto de persona, que eso nos da ojos para ver cuando aparece la persona acertada. Bicos, y disfruta mucho esta noche

el maquinista ciego dijo...

Gracias!! A mí son los regalos que me gusta hacer, sobre todo cuando, como dije, la ocasión lo merece ;)) Creo que me hará más ilusión incluso a mí que a ellos, jeje..

Yo he errado tanto mis visiones tantas veces que hoy por hoy me siento taaan visionaria ya....y si 'se me resiste el cielo...pues vuelta a empezar...a volar...'

y eso haré ahora, ir volando a los últimos retoques y recados!
Graciñas por los buenos deseos, que tengas una tarde y una noche estupenda tú también!!