Eres igual a ti, y desigual, lo mismo que los azules del cielo.

Juan Ramón Jiménez


miércoles, 31 de agosto de 2011

HAY UNA QUE ESCRIBE....


Imagen: Edna Romero




Hay en mí una que rabia
Que se revuelve
Que aúlla
Que se sacude sopapos en la cara
y se arranca los pelos de raiz
sin temor a la calvicie
Que se mete los dedos sin piedad
hasta vomitar palabras
para satirizar a los ángeles
Que escupe vinagre
en las heridas abiertas
Y exhibe
sin decoro
su inmundicia
y la desnudez
de sus alforjas
Una que forja una espada con su canto
Mientras colecciona heridas en la garganta
Y corazones a puñados

20 comentarios:

El hombre de Alabama dijo...

Una de armas tomar, se ve.

vera eikon dijo...

Pues sí, Alabama. Pero despues también hay una muy dulce, para compensar...

Carmela dijo...

Madre mía, Vera, te quiero como amiga no como enemiga..jajaja es broma, pero dejas ver tu fuerza y poderío interior. Supongo, como le dices a Alabama; que por contra tambien tienes una parte muy dulce y vunerable.
La foto que has puesto me encanta.
Un beso grande ( y como le dije a Isza, te leo para atrás, con retraso ero sin prisa, deleitándome en tu escritura)
Un beso grande

vera eikon dijo...

Bueno, Carmela, esa sólo es una que escribe, que parece que anda furiosa. Creo que en la vida real no tengo demasiados enemigos, si acaso algún no-amigo, y me basta con no-frecuentarlos. Gracias por esa lectura a lo cangrejo, tiene su parte encantadora, porque siempre es bonito encontrarse comentarios en entradas antiguas. Un bico enorme

Rayuela dijo...

a veces, démosle la bienvenida a la rabia...puede parir estos versos...


besos*

Asterión dijo...

Es un tango. Me encanta!

Aka dijo...

Que productividad más envidiable que demuestras últimamente, resulta casi imposible seguirte! :)
Mucha garra muestra este poema, una gran desnudez en la que escribe que también es envidiable, no es fácil revolver en las entrañas de uno mismo buscando sus sentimientos o los sentimientos ficticios de otros personajes... es fabuloso que constantemente hagas ese esfuerzo por no vetarte y dejar salir las palabras como se entregan.

besos

vera eikon dijo...

Sí, Silvia, a veces hay que escribir a cara de perro. Bicos

vera eikon dijo...

Gracias Asterión. Aunque gallega, nací muy tanguera. Un abrazo

vera eikon dijo...

La verdad es que yo misma me siento desbordada, Aka. Y hoy me he dado cuenta de lo mucho que echo de menos la prosa, a ver si un día de estos tomo el hilo de una historia, y me demoro un rato en ella, porque todo esto tiene algo de vértigo. La verdad que al escribir soy bastante descarada, casi osada, me produzco rubores a mí misma, y pienso en cortarme. Pero luego me pregunto quién soy yo para ponerme límites. Un beso

axis dijo...

A mí me has impactado siempre,
de manera dulce, sensual, intempestiva, irascible...
Y tal vez porque estoy en un estado de cierta calma (o en su búsqueda) es que estoy más propensa a leerte en tu otro costado, pero siempre, siempre llegás a mí.

Bicos :)

pd: me pregunto qué se te habrá ocurrido con la imagen de los zapatos rojos de Emma :P

EMMAGUNST dijo...

Sos Juana, la Loca!!!

en todas tus variantes me gusta leer a Vera. Esos días que amanece dulce y escribe y nos hace sentir niños, rodeados de un mundo mágico...También estos días en que pareciera que no durmió y al salir el sol la encuentra trastornada!

(admito que no es mi fuerte la lectura de los cuentos, lo sé)

Pero siempre, caigo rendida a tus letras amiga Vera.

vera eikon dijo...

Yo también soy más de mi otro costado, Axis. Porque en cierto modo es el primero. A esta perra rabiosa la descubrí más recientemente, y le estoy dando rienda suelta, para que se desfogue, quizás así se atenúe su rabia, o se dé en dosis más pequeñas. Pero gracias por leer de ambos costados. Y bueno, lo de los zapatos rojos, daría para un juego....
Bicos

vera eikon dijo...

La que amanece dulce es deslizarse, con naturalidad, como quien se deja hamacar por la brisa. La otra surge de cierta obcecación o el exacerbo de algo, y en ese sentido sí puede estar loca, por tirarse de cabeza en la emoción, simplemente para ver qué es lo que hay ahí abajo, aunque simplemente sea una piedra y una brecha en la frente. El primer camino siempre me lleva a donde quiero, el segundo a veces está tapiado. Y no me importa, porque a veces a través de él llego a alguna piedra sobre la que por fin puedo aullar....Ya sé lo que te ocurre con la prosa, pero no pasa nada, amiga. Cada uno es libre de sumergirse en el elemento en el que se encuentra más a gusto. Beso grande

jojoaquin dijo...

menudo desahogo. Ritmo frenético que podría condensarse en un grito. Besos

Layla dijo...

"mientras colecciona heridas en la garganta"... ese verso lo dice todo

vera eikon dijo...

Es mucho el valor de un grito, Jojoaquin. Sería genial escribir poemas que pudieran condensarlo. Un bico

vera eikon dijo...

Sí, Layla, decir que se está abierto a coleccionar heridas, lo dice todo. Pero para escribir de cierto modo, casi me parece indispensable. Un beso

ángel dijo...

Lo otro en la misma. Gracias por este poema y por tu blog que hoy descubro.


Saludos...

José Antonio Fernández dijo...

Ufff. Te habrás quedado descansando. Para eso vale la escritura, para soltar lastre y a veces es necesario explosionar.
Un gran abrazo!